norberaren aintzira

“Gaur bezalako egunek nire aitonak kontatzen zuen istorio bat ekartzen didate gogora. Izumiren aintzirarena.

Izumik hilabeteak zeramatzan egunero  herritik gertu zegoen aintzira txikira hurbiltzen, haren uretara begira nor zen igarri nahian.

Negua heldu  eta beste behin ohiko tokira abiatu zen,  baina bertako ura izoztua aurkitu zuen.

Egun hartan bere galderen erantzunak argi ikusten hasi zen Izumi.

Diotenez, negu zein uda, udazken zein udaberri,  aintzira horren urak izoztua jarraitu du.”

(“Los días como hoy me recuerdan una historia que me solía contar mi abuelo.
La de Izumi.
Izumi llevaba meses yendo a diario hasta un pequeño lago cercano al pueblo  tratando de averiguar quién era en el reflejo de sus aguas.
Llegó el invierno y una vez más cogió el camino habitual, solo que en esta ocasión se lo encontró helado.
Ese día Izumi empezó a ver las respuestas  a lo que estaba buscando.
Cuentan que el lago no ha dejado de estar helado.”)

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s